Meditaciones por la Paz – Geoffrey Hodson

MEDITACIÓN POR LA PAZ MUNDIAL

De Geoffrey Hodson

Sentémonos en la posición adecuada con la espina dorsal derecha
Con el cuerpo relajado respiremos lentamente
Y armonicemos las emociones y los pensamientos.
Visualicemos el plano mental….
Concentremos la conciencia en la cabeza o en el corazón, según la propia preferencia y afirmemos mentalmente:
Yo no soy el cuerpo físico, soy el yo espiritual.
Yo no soy las emociones, soy el yo espiritual.
Yo no soy la mente, soy el yo espiritual.
Yo soy Aquello, aquello soy yo.

(pausa)

Dios de los muchos nombres, amado por todos los pueblos, te pedimos por la paz de nuestros corazones, de nuestros hogares, de nuestros pueblos, de nuestro mundo, la paz de tu Voluntad, la paz de nuestras necesidades.

(pausa)

Imaginemos que los dirigentes de todos los países están llenos de sabiduría y con los problemas políticos y sociales resueltos.

(pausa)

Meditemos ahora en las siguientes palabras:
Maestros de Sabiduría, que vuestras bendiciones permanezcan con nosotros, que vuestra paz resplandezca sobre la humanidad a través nuestro.
Que nuestra paz y bendición se derramen sobre aquellos que ejercen autoridad, de modo que sean sabios e iluminados… que la potencia de esta meditación fluya sobre el mundo mental y eleve la humanidad hacia la luz…
Visualicemos el receptáculo de la materia mental superior que centellea, crece, pulsa, se agranda y se vuelve disponible a las jerarquías angélicas y a los Maestros, para ser distribuida donde y cuando sea necesario.

(pausa)

Nosotros invocamos la bendición espiritual y la Gracia salvadora de los Adeptos de este planeta y de las Órdenes de Huestes Angélicas sobre toda la humanidad, para que los corazones humanos se llenen de amor universal y fraterno y pueda lograrse la paz mundial.

Que la gracia salvadora descienda sobre nosotros (aquí los nombres que deben ser mencionados).

(pausa)

Que se acelere el momento en el que los corazones de los hombres estén llenos de compasión hacia todos los seres humanos y hacia nuestros hermanos menores, los animales
(Que reine la compasión en los corazones y las mentes de toda la humanidad hacia todos los seres humanos y hacia todos los animales)

 

Que toda la humanidad sea cada vez más iluminada por la luz interna.

AMEN

 

Salgamos del estado meditativo visualizándonos como un portador de luz volitiva que irradia la paz y la buena voluntad sobre el mundo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.